Hermandades de Penitencia    Domingo de Ramos
La Paz
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

   Fue un viernes santo, del año 1944, y en un incomparable marco como el de la Iglesia de San Lorenzo Mártir, de Cádiz, donde tuvo lugar el comienzo esta Hermandad. Se encontraba, por entonces, en dicho templo el secretario primero de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de la Victoria: don Emilio L. Bartús Loreto, ultimando los preparativos de la salida procesional de esa misma tarde, formando parte de una procesión magna. Se le acercaron varios jóvenes (Anselmo Rodríguez Gutiérrez, Manuel Piniella y Ramón Gutiérrez) proponiéndoles la idea de crear una hermandad que diera culto al misterio de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, que por entonces no existía en la ciudad.


El señor Bartús, al estar atareado en ese momento, los citó para seguir hablando el domingo de Resurrección. Sabemos que don Emilio L. Bartús acudió a la cita provista de una lámina de almanaque franciscano con la representación de la Entrada de Jesús en Jerusalén.


De entrada, se acuerda el contar con la imagen de Jesús, a lomos de una Pollina. Por entonces trabajaba en Cádiz un humilde escultor, llamado Miguel José Laínez Capote Se pusieron en contacto con el artista, y se adhirieron en esta reunión cuatro jóvenes (Ángel Gutiérrez de la Mora, Antonio Martínez, Julio Peña, Manuel Barberi) y se le encarga la realización de la imagen.


Ya se contaba con la imagen titular. Se buscó sede canónica. Sus esperanzas se encaminan hacia la única Iglesia Parroquial que por aquel entonces existía en la parte de extramuros de esta ciudad: el templo de San José. Su párroco lo ve con muy buenos ojos. El día 6 de julio de 1944 es erigida como hermandad por el obispo D. Tomás Gutiérrez Diez, celebrando su junta el primer cabildo el 16 de dicho mes, festividad de la Virgen del Carmen.


El 25 de Marzo, de 1945, se realizaría su primer desfile procesional. Esta salida se realizó desde la Parroquia de San José, a las cinco de la tarde, y su recogida tuvo lugar en la Iglesia de San Lorenzo Mártir. Se usó un paso cedido por la hermandad de los Afligidos.


El 26 de Enero de 1947 se reúne la Junta, de la que era mayordomo don Emilio L. Bartus, y propone la necesidad de contar con una imagen de la Santísima Virgen. La Junta de Gobierno se fija primero en una Dolorosa antigua que existía en la Parroquia de San José, solicitud que la Comunidad Parroquial deniega. Tras esto la Hermandad decide encargar a los talleres valecianos de Rafael Peris el busto de la actual Imagen de la Santísima Virgen del Amparo, desconociéndose el autor posible de la obra. Solo conocemos, que el busto se talla a raíz de unas manos que datan del Siglo XVIII, que poseía N.H.D Emilio L. Bartús Loreto en su domicilio. La bendición de la Santísima Virgen se efectúa el 14 de Marzo de 1948.


El 14 de Mayo de 1978 se reúne la Junta para tratar sobre el mal estado en que se encuentra la Imagen del Señor, debido al gran peligro que se ha detectado. Está atacada por insectos xilófagos. Se decide mandarla a restaurar, en un primer momento, al imaginero Antonio Eslava Rubio, pero al encontrarse éste enfermo no puede hacerse cargo de la restauración. Se decide encargar dicha restauración a don Francisco Buiza, por la cantidad de 130.000 pesetas. En Marzo de 1979 es recibida la Imagen del Señor que cuenta con el beneplácito de todos los hermanos.

Fechas muy importantes en la cofradía es el año 1994, fecha de las bodas de oro de la erección canónica de la hermandad; igualmente el año 1998 en que se celebraban las bodas de oro de la bendición de la Santísima Virgen, con grandes actos, que culminarían con una procesión extraordinaria en Septiembre.


Con anterioridad, en 1992, se produce por primera vez el acto de "Petición de Venia", por el cual la Hermandad, en nombre de todas las Cofradías, llamaba tres veces en el cancel del templo parroquial del Carmen. Actualmente, se recuperó en el año 2012 haciéndose en la S.I.C.


Recientemente, en 2006 la corporación solicita, tras la aprobación del Cabildo de Hermanos, el título de Sacramental. Es aprobado por la Autoridad Eclesiástica en el mes de junio, participando como tal en la procesión del Corpus Christi de dicho año.


En el mes de junio de 2016, tras varios meses de incertidumbre, se convoca Cabildo General Extraordinario para decidir la marcha de esta Carmelitana Cofradía de su hasta entonces sede canónica, la Capilla-Oratorio sita en la calle Vea Murguía. Con mayoría absoluta se decide trasladar la Hermandad a la parroquia de San José por la marcha de los Carmelitas y ante la negativa de los frailes de dar cobijo a esta Hermandad. Dicho traslado se efectúa el 23 de julio del mismo año.


En este año de 2017, la Corporación solicita incorporar a San José como titular de la Hermandad, siendo esto aceptado por la autoridad eclesiástica.

Nuestro Padre Jesús de la Paz: Es obra original de Miguel José Lainez Capote, del año 1944, si bien fue reformada en su totalidad por Francisco Buiza, en el año 1978. Aquí es donde se produce una pequeña polémica pues no se denotan rasgos característicos de la obra de su primer autor, aunque la primitiva mascarilla de la anterior imagen se encuentra en el interior de la actual, reformada por Francisco Buiza. Por lo que podríamos asegurar que el aspecto actual del Señor de la Paz, se debe a éste último escultor.


La actual imagen, de connotaciones barrocas, está formada por ojos con pestañas naturales, cabello que partiendo del centro de la cabeza se abre y es de aspecto rizado; y con su mano derecha.


bendice al pueblo. En su mano izquierda porta las riendas o el cetro, según sea domingo de Ramos o la festividad de la Realeza de Cristo.


Es una imagen de mirada dulce y mejillas sonrosadas que nos transmite el significado de la advocación, de la que hace gala por ser la Paz, muy conseguida, para representarnos el momento de la pasión de Cristo en la cual entra Triunfante, en Jerusalén.

Nuestra  Madre y Señora María Santísima del Amparo:  La imagen de la Santisima Virgen data del 1948. Su autoría es discutida a pesar de la contemporaneidad de la imagen. Se conoce que fue encargada al comerciante valenciano de Rafael Peris sobre la base de unas manos antiguas del año 1800 que el fundador de la hermandad Emilio L. Bartús guardaba en su propiedad. El coste inicial ascendió a 1900ptas, siendo sufragada por los miembros de la junta de gobierno.


El acto de bendición de la Virgen del Amparo tuvo lugar dentro de los cultos cuaresmales el día 14 de marzo de 1948. En el año 1998, año de las bodas de oro de su bendición fue sometida a una restauración consistente en la fijación del candelero, actuación sobre partes dañadas, tallado del cabello y limpieza general de la escultura, trabajos realizados por el escultor y restaurador gaditano Luis González Rey.

La elección del nombre para la Imagen tuvo también su anécdota ya que cuatro fueron los nombres candidatos, entre los que se encontraban: Refugio, Socorro, Consuelo y Amparo. Fue el niño Miguel Garcia el encargado de sacar la papeleta agraciada con el nombre de Amparo delante de nuestra Patrona, la Virgen del Rosario.


Es una imagen con una mirada dulce y con semblante pacificador, que en la ciudad de Cádiz es conocida por el pueblo como "La Guapa de Cádiz". La Santísima Virgen es una de las Imágenes más queridas en nuestra ciudad, pues Ella ha sido el primer Amparo de la Santísima Virgen para muchísimos cofrades en sus primeros pasos en el mundo de las Hermandades y Cofradías.


Celebró las bodas de oro de su hechura con infinidad de actos entre los cuales destacan, la procesión extraordinaria por el Barrio del Mentidero, el 19 de Septiembre de 1998 en los que se vivieron momentos emotivos que quedarán para siempre en la memoria de los cofrades de esta Hermandad.


Celebra sus cultos a finales del mes de Octubre coincidiendo con el día de su festividad, 30 de octubre, con un triduo y con un pregón que es de los más antiguos de la ciudad. Es también la primera hermandad de Cádiz en realizar a sus Titulares un triduo y un besamanos en su antigua sede canónica en la Parroquia de San José.

 

 

Pasos procesionales: 

 

Paso: El tallado del paso del Señor de la Paz es obra del sobresaliente tallista sevillano D. Manuel Guzmán Bejarano, siendo   a   su vez  dorado   por    D. Antonio Sánchez González, estrenándose en la Semana Santa del año 1967. El paso se realizó en un momento económico complicado para la Corporación, hasta el punto de que la Semana Santa previa al estreno del paso, la Hermandad no pudo hacer la Estación de Penitencia. El paso posee las líneas y las características del más puro estilo del barroco sevillano.


En el año 2007 se inicia un importante proyecto de restauración del mismo, el dorado y estofado del paso fue restaurado por la artista sanluqueña N.H.Dª Felisa García Llanera. Las nuevas cartelas policromadas fueron realizadas a su vez, por el artista gaditana D. Luis González Rey, sustituyendo unas cartelas en orfebrería obras de Jesús Domínguez. Los candelabros actuales son obra del tallista alicanto D. Domingo García Chahuán, siendo dorados también por N.H. Dª Felisa García Llanera. En este proceso de restauración, se decide sumar dos candelabros centrales, quedando así completo el interesanto paso de misterio.

 

Paso de palio: La orfebrería del paso de palio de la Santísima Virgen es obra del taller de orfebrería Sevillano "Hijos de Juan Fernández", terminado en 1976. Es de metal repujado y plateado, siguiendo una línea clásica. Lo forman a su vez 12 varales, en cuyas bases se encuentran cada uno de los 12 apóstoles que acompañaron al Señor, la peana de la Virgen, que es de grandes dimensiones coronada con el escudo de la corporación y los respiraderos.

 

Los respiraderos poseen en el centro una capilla con la Virgen del Rosario, patrona de Cádiz, llevando a su vez a lo largo de todo el contorno del mismo letanías de la Santísima Virgen. En la entrecalle del palio, lleva una copia fidedigna de la Virgen del Carmen, de la Parroquia del Carmen de Nuestra Capital, realizada en plata y márfil, siendo una de las piezas de mayor valor que posee la Hermandad. Lleva una candelería de 72 piezas con 14 ramos de cera rizada, dos faroles entrevarales, dos candelabros de cola y numerosas violeteros y jarras.


En cuanto al bordado, la Virgen lleva unas bambalinas de malla bordadas en oro, realizadas en los talleres gaditanos de D. Mariano Arce, bajo diseño de Fray Ricardo de Córdoba. Estas bambalinas sustituyen a unas de cajón que la Santísima Virgen llevo durante más de 30 años bordadas a máquina. Sin duda, una de las joyas más importantes que tiene nuestra Hermandad es el techo de palio, obra del bordador jerezano D. Ildefonso Jiménez bajo diseño también de Fray Ricardo de Córdoba, realizado en 2001, de líneas barrocas realizado en malla y terciopelo, con multitud de palmas bordadas en hojilla de oro y sedas de colores, la malla deja cuatro ventanas al sol, para iluminar el rostro de la Virgen. A lo largo del techo de palio hay multitud de ángeles y la gloria central tallada y policromada que simboliza el patronazgo de San José sobre la reforma del Carmelo. Siendo la orfebrería menor obra del gaditano D. Luis González Rey.

Sede Canónica: Se trata de un magnífico ejemplo de la Arquitectura neoclásica gaditana, que tantos buenos edificios, tanto civiles como religiosos o militares, levantó en toda la zona de la Bahía de Cádiz.

   La iglesia presenta una planta de salón, de tres naves, que aparecen separadas por pilares a las que se adosan pilastras jónicas coronadas con las características guirnaldas de temática floral en piedra, tan queridas por su autor, labradas sobre los capiteles.

  Levantada sobre una parcela exenta, sus paramentos exteriores están realizados en piedra vista donde se alternan también zonas encaladas. Su portada principal, abierta a la avenida, queda flanqueada por dos torres-campanarios gemelas en las que se ubican las campanas.

 Sobre el arco semicircular de la puerta principal de acceso se puede ver una hornacina con la imagen del santo titular, San José, obra del escultor Cosme Velázquez.

  Tanto la cúpula principal como las de los templetes de las dos torres de fachada se cubren al exterior con azulejos azulados.

Hábitos: Túnicas y capas blancas, con antifaz y cíngulo de color rojo.

Venerable Cofradía Carmelitana de Penitencia y Hermandad Sacramental de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Real y Triunfal Entrada en Jerusalén y Nuestra Madre y Señora María Santísima del Amparo.

Título:
Sede Canónica:
Breve Historia:
Redes Sociales:
Web Oficial:
Actualidad de la Hermandad:
Contacto
Área de
Prensa y Comunicación
Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz

Calle Cobos nº 10 Bajo Local

Teléfono: 956 258 996

C.P. 11005 Cádiz

secretaria@consejocofradiascadiz.net

Redes sociales:
Entidades Colaboradoras:
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Flickr Social Icon
  • Instagram Social Icon
Enlaces

LVQ

LeVeQue Web

Copyright © Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz. -- Diseño y mantenimiento web: